CONDENA AL GRUPO VOLKSWAGEN POR EL DENOMINADO "DIESELGATE"

Escrito por interlex el .

 

volkswagen2El grupo automovilístico alemán Volkswagen ha recibido la primera sentencia en contra en España por el denominado “diéselgate”

El Juzgado de Primera Instancia número 12 de Valladolid, con fecha 25 de octubre de 2016, ha dictado sentencia en virtud de la cual condena al grupo Volkswagen a indemnizar a un comprador que adquirió en el año 2013 un vehículo Audi modelo Q5 por la instalación del «software» ilegal por la que se manipulan los datos de emisiones contaminantes de los vehículos diésel.

Esta sentencia se produce después de que se hayan sucedido distintas resoluciones judiciales en España en las que los jueces han dado la razón a Volkswagen, entre ellas , la del Juzgado de 1.ª Instancia Zaragoza, de 13-6-2016 y la del Juzgado de 1.ª Instancia Valencia, de 29-7-2016

 

El comprador en su demanda ejercita con carácter principal una acción de falta de conformidad del vehículo, con la finalidad de conseguir su sustitución por otro nuevo, cuestión que es desestimada por el juez. Subsidiariamente solicita el incumplimiento contractual al amparo de la normativa contenida en el Código Civil sobre Obligaciones y Contratos, invocando el incumplimiento esencial, al haber provocado en el comprador un “error in substantia”, al vender un producto cuyas cualidades reales se han ocultado.

El Juzgado da la razón al comprador al entender que se ha producido un cumplimiento parcial de la prestación que incumbía al grupo Volkswagen, que instaló un software para burlar el control de las emisiones de partículas en el trámite de homologación. Para el magistrado, esta conducta infringe los deberes de buena fe en el cumplimiento de las obligaciones que le son propias como vendedora del producto.

También es novedoso el pronunciamiento respecto a la legitimación pasiva, ya que ha condenado a las sociedades Volkswagen Valladolid Wagen y Volkswagen Audi España, a pesar de que el consumidor no ha adquirido el vehículo directamente a la productora (responsable directa del engaño), y ello porque tanto la empresa concesionaria como la importadora se favorecen en el tráfico de la imagen de la marca Volkswagen, a cuyo grupo empresarial pertenecen con su capital social.

Por último, en cuanto a la indemnización derivada de la infracción de los deberes de buena fe y la pérdida de confianza en el consumidor, el juzgador considera que el perjuicio irrogado a la actora debe valorarse en un 10 por ciento del precio de adquisición, que será exigible a Volkswagen Valladolid y Volkswagen España de forma directa, conjunta y solidaria, y con imposición de las costas a ambas demandadas. Cabe destacar que esta resolución no es firme y casi con toda seguridad las demandadas recurrirán la misma ante la Audiencia Provincial de Valladolid.

 

José Manuel Cano

Asesoría Jurídica de la AMM

 

PD Las personas interesadas pueden solicitar el texto íntegro de la sentencia en el correo: asesoria.juridica@mutua motera.es