APARCAMIENTOS PUBLICOS

Escrito por interlex el .

aparcamiento
¿Qué obligaciones tienen los titulares de los aparcamientos públicos frente al usuario?

La Ley 40/2002, de 14 de noviembre, reguladora del contrato de aparcamiento de vehículos, puso fin al vacío legal existente hasta ese momento, especificando los derechos y las obligaciones de cada una de las partes intervinientes en este tipo de contrato.

 Obligaciones del titular del aparcamiento

La Ley Reguladora del Contrato de Aparcamiento de Vehículos define el aparcamiento como la cesión mercantil de un espacio dentro de un recinto para el estacionamiento de vehículos a motor. Eso incluye los deberes de vigilancia y custodia para la empresa durante el tiempo de la ocupación. Por tanto, la empresa debe responder de los daños que sufra el vehículo o el usuario:

  • Daños personales por mal estado o mal mantenimiento de las instalaciones.
  • Daños del vehículo sufridos por desprendimientos, inundaciones por rotura de tuberías, etc.
  • Daños por robo en el vehículo: rotura de cristales, desaparición del propio vehículo, etc.

En los daños por robo, quedan excluidos todos aquellos accesorios del vehículo que no formen parte fija o inseparable del mismo. Por tanto, un aparcamiento no está obligado a responsabilizarse de:

  • Robo de las carátulas del radio      CD.
  • Robo de teléfonos móviles.
  • Robo de documentación del      vehículo. (Siempre y en todo caso es recomendable que el propietario lleve      la documentación consigo).
  • Robo de ropa, bolsos o cualquier      otro objeto que el usuario haya dejado en el vehículo.

Algunos aparcamientos sí responden de este tipo de daños. En este caso debe cumplir las siguientes condiciones:

- La empresa debe hacer constar este extremo de forma explícita en los carteles que obligatoriamente han de exponerse al público con las tarifas, horarios y normas de uso y funcionamiento.

- Podrá establecer un precio complementario para este servicio.

- El usuario debe declarar a la entrada los objetos que dejará en el vehículo.

Obligaciones del usuario.

La principal obligación del usuario consiste en el pago y la presentación del ticket o justificante para la recogida del vehículo. En la modalidad de estacionamiento rotatorio (aquel en el que el titular del aparcamiento se obliga a facilitar una plaza de aparcamiento por un periodo de tiempo variable, no prefijado) el precio se pactará por minuto de estacionamiento, sin posibilidad de redondeos a unidades de tiempo no efectivamente consumidas o utilizadas

En caso de no presentar el ticket, se deberá demostrar la propiedad del vehículo, algo que puede resultar complicado si el coche nos lo ha prestado algún amigo o está a nombre de algún familiar. En este caso, podría ser necesario requerir la presencia del titular. Por su parte, la empresa entregará el justificante con los siguientes datos:

  • El día y la hora de entrada,      cuando sea determinante para la fijación del precio.
  • Identificación del vehículo.
  • Indicación expresa si el usuario      entrega las llaves

El usuario será responsable frente al empresario y los demás usuarios, de los daños y perjuicios que les cause por incumplimiento de sus deberes o impericia en la conducción del vehículo dentro del recinto.

Derechos del titular del aparcamiento.

  • El titular del aparcamiento tendrá, frente a cualesquiera personas, derecho de retención sobre el vehículo en garantía del pago del precio del aparcamiento.
  • Retirada      del vehiculo. El titular del aparcamiento podrá utilizar el procedimiento      previsto en el artículo 71 del texto articulado de la Ley sobre Tráfico,      Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial cuando permanezca un      vehículo estacionado de forma continuada en el mismo lugar del      aparcamiento por un período de tiempo superior a seis meses de forma que se      presuma racionalmente su abandono, bien por su propio estado, por los      desperfectos que tenga y que hagan imposible su desplazamiento por medios      propios, por no tener placas de matriculación o, en general, por aquellos      signos externos que hagan presumir la falta de interés del propietario en      su utilización. Corresponderá al titular del aparcamiento la prueba del      abandono del vehículo y del transcurso del período de seis meses.

Aparcamientos excluidos de esta Ley:

Quedan excluidos del ámbito de la Ley 40/2002 los siguientes:

- Los estacionamiento de las denominadas Zonas de Estacionamiento Regulado (ORA) o en la vía pública, aunque incluyan el pago de tasas.

- Los estacionamientos no retribuidos directa o indirectamente (p.ej. algunos centros comerciales, restaurantes, hoteles, etc).

- Los estacionamientos celebrados entre particulares.

En este sentido hemos de señalar que la exclusión del régimen especifico de la Ley 40/2002 no ha de suponer la entrada en el limbo jurídico, y la exoneración del titular de toda obligación de guarda y vigilancia. Al respecto es ilustrativa la sentencia de la Audiencia Provincial de Barcelona de 12 de marzo de 2004 en la que condena a un conocido centro comercial al abono del valor de los objetos sustraídos del vehículo estacionado en el sótano, “ya que la sociedad vendedora ofrece a los usuarios de sus tiendas un servicio integral, que persigue la compra del mayor número de productos por éstos, en la confianza de que pueden ir depositando sus compras en un recinto seguro, siempre que lo hagan cumpliendo su parte razonable de medidas de seguridad (ocultas en el maletero y hallándose el turismo con las cerraduras bloqueadas)”