SEGURO OBLIGATORIO DEL AUTOMOVIL

Escrito por interlex el .

 

¿QUÉ CUBRE Y QUE NO CUBRE MI SEGURO?

 seguro

SEGURO OBLIGATORIO (SOA):

 Este seguro cubre la responsabilidad civil del conductor frente a terceros, pero no los daños personales ni materiales que el conductor o su coche sufran. El SOA no cubre los daños sufridos ni por el vehículo asegurado, ni por el conductor del mismo, pero sí lo hace con el resto de ocupantes, ya que éstos son "terceros". Por ello, y aunque no es obligatorio, suele ser habitual contratar un seguro complementario específico para el conductor.

 

 En el caso de que el vehículo hubiera sido robado y provocara un accidente, los daños personales y materiales producidos con motivo de su circulación serán indemnizados por el Consorcio de Compensación de Seguros quien, una vez identificado legalmente el culpable, podrá exigirle que asuma estos daños.

 La Legislación en vigor obliga al Propietario del vehículo a contratar la garantía de Responsabilidad Civil de Suscripción Obligatoria.

 ¿Hasta cuánto me cubre el seguro obligatorio de mi vehiculo si provoco un accidente y provoco daños a terceros?

 Desde el 1 de enero de 2008, el seguro obligatorio responde por una cantidad de hasta 70 millones de euros por siniestro, para atender los daños personales de un accidente, (cualquiera que sea el número de victimas) y hasta 15 millones de euros por siniestro para indemnizar los daños materiales.

 Esta garantía es válida en todo el territorio del Espacio Económico Europeo y en los Estados adheridos al Convenio Multilateral de Garantía, cuyos países podrá localizar consultando las condiciones generales de su póliza o la Carta Verde que le habrán facilitado.

 Consecuencias del incumplimiento de la obligación de asegurarse

 El incumplimiento de la obligación de asegurarse determinará:  

  1. La prohibición de circulación por todo el territorio nacional.
  2. El depósito del vehículo con cargo al propietario, mientras no sea concertado el seguro.
  3. Una sanción pecuniaria de 601 a 3.005 euros de multa, graduada según que el vehículo circulase o no, su categoría, el servicio que preste, la gravedad del perjuicio causado, en su caso, la duración de la falta de aseguramiento y la reiteración de la misma infracción.

 Además de las consecuencias hasta ahora descritas, debemos saber que en caso de no disponer del referido seguro, asumiremos el riesgo de tener que hacer frente con nuestro patrimonio al pago de los daños materiales, e indemnizaciones a hipotéticos lesionados, que pudieran derivarse de la producción de un accidente. Por todo lo manifestado, aconsejo a todos nuestros socios que al vencimiento de sus pólizas estén pendientes de si su banco ha recibido y abonado el recibo de renovación de las mismas, ya que por desgracia, podríamos estar en la creencia de que hemos renovado el seguro, no ser así y tener luego serios problemas.

 ¿Qué sucede si tengo un accidente con un vehiculo que no tiene seguro?

 En estos casos la ley obliga al Consorcio de Compensación de Seguros a responder frente al perjudicado, el cual tiene acción directa para dirigirse contra el mismo, es decir que el perjudicado reclamará directamente al Consorcio por los daños personales y materiales provocados por el vehiculo no asegurado, y posteriormente el Consorcio podrá repetir (reclamar la cantidad abonada) contra el propietario y el responsable del accidente.

 ¿Cómo puedo saber si un vehiculo está asegurado o no?

 A través del Fichero Informativo de Vehículos Asegurados (FIVA). Es un fichero gestionado por el Consorcio de Compensación de Seguros, donde se recogen los datos que todas las compañías aseguradoras tienen obligación de facilitar sobre los vehículos que aseguran, facilitando de ese modo el control de la obligación que tiene todo propietario de vehículos de suscribir y mantener en vigor un seguro

 El Consorcio de Compensación de Seguros está autorizado a facilitar la información de que dispone a los implicados en un accidente de tráfico, al Ministerio Fiscal, Jueces y Tribunales.

 Este fichero es muy útil cuando hemos tenido un accidente y no sabemos si el vehículo contrario tiene seguro o no, y en caso afirmativo en que compañía lo tiene, al objeto de iniciar una reclamación. Bastará con pedir un certificado FIVA, para obtener la referida información.

 

SEGURO VOLUNTARIO:

En algunas ocasiones, la indemnización que corresponde al tercero o perjudicado podría exceder de los capitales fijados para el seguro obligatorio de automóviles. En este caso, el conductor responsable será quien, con su patrimonio, deba hacer frente al exceso de indemnización fijada.

Para evitar esta situación, las entidades aseguradoras ofrecen la posibilidad de contratar un seguro de responsabilidad civil que amplía la cobertura indemnizatoria del seguro obligatorio.

Esta garantía del seguro voluntario cubre, dentro de los límites pactados, las indemnizaciones que excedan del límite de la responsabilidad civil de suscripción obligatoria.

La mayoría de las entidades aseguradoras suelen ofrecer en sus pólizas, siempre que se haya contratado la cobertura de responsabilidad civil voluntaria, la garantía de defensa penal, fianzas y reclamaciones, también llamado seguro de protección jurídica del automovilista.

 

SEGURO TODO RIESGO:

 Realmente no hay un modelo estándar. Se llama "todo riesgo" porque además de los daños a terceros, cuyo seguro es obligatorio, incluye también los daños propios, es decir, el propio vehiculo. Cada compañía tiene sus propios productos comerciales pero, en general, además de los daños producidos a nuestro vehículo, es habitual ofrecer algún complemento como asistencia mecánica, seguro de accidentes para el conductor, reclamación de daños como peatón en accidente de circulación, etc.